Algiacusia o Hiperacusia

Algiacusia: causas, síntomas y tratamiento

La algiacusia es una patología de la audición que provoca mayor sensibilidad a cierto volumen y tonos acústicos. Puede resultar muy desagradable a quien la padece, impidiéndole incluso realizar actividades cotidianas.

A continuación, te mostramos las características de la algiacusia, sus causas y sus diferentes tratamientos.

Algiacusia ¿Qué es? 

La hiperacusia o algiacusia se define como la hipersensibilidad a sonidos ambientales o ruidos leves, por lo que la exposición a sonidos, incluso poco intensos, pueden provocar mucha molestia y dolor en el conducto auditivo.

Realizar actividades diarias como ver la televisión, ir a conciertos o escuchar sonidos elevados que superan 55-60 dB, puede alterar de manera considerable la calidad de vida de la persona.

¿Qué diferencia hay entre hipoacusia y algiacusia?

La algiacusia es, al igual que la hiperacusia, una patología auditiva; sin embargo, la forma en la que afectan a la capacidad de audición tiene diferencias significativas.

  • Umbral de audición de la algiacusia: la mínima intensidad de frecuencia que el paciente con algiacusia es capaz de percibir sin molestia está alrededor de los 120 dB. Las siguientes intensidades de sonido provocarán dolor o daño en el paciente.
  • Umbral de audición de la hipoacusia: la mínima intensidad de frecuencia para personas con hipoacusia es de 100 dB. Las siguientes intensidades de sonido provocarán molestia o incomodidad.

¿Cuáles son las causas de la algiacusia?

No hay una explicación científica que permita determinar la causas o desencadenantes de la algiacusia; sin embargo, se ha demostrado que padecer hipersensibilidad auditiva puede guardar relación con las siguientes patologías auditivas:

  • Síndrome de Williams, relacionado con la vejez prematura o la discapacidad intelectual.
  • Síndrome de Ramsay Hunt. Afecta al nervio auditivo, mediante el virus de la varicela-zóster.
  • Enfermedad de Lyme. Producida por la picadura de una garrapata infectada, se muestra como un sarpullido en la piel, fiebre o fatiga.
  • Parálisis de Bell, conocida como debilidad o parálisis de los músculos faciales.
  • Enfermedad de Allison: es una enfermedad producida por problemas en el sistema inmunitario. 
  • Fractura o conmociones en la cabeza.
  • Dolores de cabeza.
Algiacusia Síntomas y Tratamiento

Síntomas de la algiacusia

Normalmente, las personas que muestran esta enfermedad sufren incapacidad para tolerar ciertos sonidos. Este tipo de molestia puede manifestarse como: 

  • Irritabilidad. 
  • Aislamiento social.
  • Dolores de cabeza intensos.
  • Agotamiento y fatiga mental.
  • Mareos o vértigos.

Tratamiento para la hiperacusia

Estos son algunos de los tratamientos más comunes para paliar y corregir la hiperacusia.

Terapia de estímulos

Para las personas que sufren este tipo de hipersensibilidad acústica, es importante mostrar diferentes estímulos acústicos, grabaciones o sonidos leves. El cerebro podrá asimilar y adaptarse a los sonidos y ruidos más cotidianos.

Es recomendable que la escala de estos sonidos se haga de forma gradual, empezando por tonos apenas inaudibles.

Terapia de banda ancha 

Este tratamiento es una técnica paliativa donde se utiliza ruido blanco con el objetivo de mejorar la audición de los pacientes.

Diferencia entre hipoacusia e hiperacusia

Cuando hablamos de ruido blanco nos referimos a un sonido constante y lineal, que abarca todas las frecuencias que capta el oído con su misma amplitud o potencia.

Audífonos

Mediante el uso de audífonos también puede corregirse el umbral de audición, estabilizándolo en un rango entre 20-40 dB hasta llegar a los 100-120 dB.

Estas prótesis pueden programarse para limitar la salida acústica máxima, impidiendo que los sonidos alcancen el umbral de molestia, en caso de que el usuario también padezca pérdida auditiva.

La hiperacusia, frecuentemente, es síntoma de patologías auditivas más graves: por eso es imprescindible revisar nuestra audición periódicamente y acudir al especialista médico en cuanto detectemos molestias.

¿Quiere estar informado sobre cómo cuidar su audición?

¡SUSCRÍBASE!

Ya forma parte de nuestra lista de correo.

¡GRACIAS!