¿Cuál es la diferencia entre audífonos y auriculares?

Aunque algunos países y regiones utilizan ambos términos como sinónimos, en España estas palabras no significan lo mismo.

Es importante conocer la diferencia entre audífonos y auriculares para poder optar por el dispositivo adecuado.

Audífonos, ¿qué son?

En ciertos países de Latinoamérica, se le conoce como audífonos a los auriculares que utilizamos para escuchar música.

Diferencia entre audífonos y auriculares

Sin embargo, en España este término se refiere únicamente a las prótesis auditivas; son aquellos aparatos utilizados para corregir problemas de audición.

Los audífonos reciben los sonidos a través de un micrófono y lo transmiten al amplificador para aumentar su fuerza y alcance. Pero los audífonos no solo sirven para amplificar el sonido, sino que también ofrece prestaciones precisas en cuanto a rendimiento, adaptación, tecnología y estética.

Los audífonos utilizan diferentes tecnologías, cada una indicada para diferentes grados y tipos de problemas auditivos. Solo un audioprotesista puede encargarse de su adaptación valorando el caso individual del paciente.



¿Para quién son los audífonos?

Los audífonos se prescriben a pacientes con problemas auditivos, tales como hipoacusia (sordera) o la hiperacusia (hipersensibilidad a los sonidos fuertes), entre otros.

Los audífonos se prescriben a personas con pérdida auditiva, los auriculares no son de uso médico

Estos deben ser programados por un audiólogo, quien realizará pruebas auditivas específicas para conocer las necesidades del paciente.

Auriculares, ¿qué son?

Por su parte, el término auricular lo reservaremos al dispositivo electrónico que utilizamos para escuchar música; su función es simplemente transmitir el sonido desde una fuente de audio, bien sea que utilice cable o no para ello.

Los auriculares son de uso común, no son de uso médico por lo que no requieren prescripción sanitaria. Muchas personas los utilizan para escuchar música, ver series o películas, o incluso para conversar por teléfono.

¿Quién puede usar auriculares?

Los auriculares son un dispositivo que se utiliza para el ocio, por lo que no requiere de la evaluación de un especialista. Cualquiera que quiera transmitir el sonido directamente a sus oídos, y mientras no existan patologías auditivas tales como infecciones o tapones de cera, puede utilizarlos.

Diferencia entre audífonos y auriculares

Los audífonos y los auriculares son ambos dispositivos relacionados con la audición, pero hasta allí llega su parecido. Además de ser diferentes a nivel técnico, otras características hacen que estén indicados para diferentes tipos de personas.

Función

La principal diferencia entre audífonos y auriculares es que los primeros están indicados específicamente para pacientes con problemas auditivos. Los auriculares se utilizan para el ocio e incluso pueden amplificar los sonidos, pero no están indicados para corregir los déficits de audición.

Cuál es la diferencia entre audífonos y auriculares

Algunos modelos más recientes de audífonos también pueden reproducir el audio, aunque esta no es su principal función.

Precio

Otra de las diferencias entre estos dispositivos es que el precio suele ser diferente. Es posible encontrar auriculares muy económicos, dependiendo de la marca y el modelo.

Sin embargo, al tratarse de un aparato de tecnología médica, los audífonos tienen un precio elevado, ya que su funcionamiento es complejo, son resistentes a infecciones y ofrecen alto rendimiento.

Seguridad

Los audífonos son dispositivos especialmente creados para corregir la audición, por lo que se ajustan para que el usuario pueda captar y procesar los sonidos de su alrededor. Por su parte, los auriculares no incluyen ningún tipo de ajuste o control.

Todavía no se conocen las consecuencias de los auriculares para la salud a largo plazo, pero podrían ser contraproducentes al exponer al usuario a sonidos altos durante períodos prolongados de tiempo.

¿Puede el auricular ser una alternativa al audífono?

Incluso si se trata de un auricular capaz de amplificar los sonidos, este no puede ser bajo ninguna circunstancia un sustituto del audífono. Cada paciente tiene necesidades diferentes y la hipoacusia no se soluciona simplemente subiendo el volumen.

Los auriculares no corrigen la pérdida auditiva, por lo que no tiene sentido tratar de utilizarlos para aliviar la sordera. Sin embargo, existen muchos modelos de audífonos que incluyen la función de los auriculares.

Los audífonos para pérdida auditiva también pueden utilizarse como auriculares

Lo mejor es acudir con un especialista en audiología, quien pueda realizar las pruebas pertinentes y orientar al paciente en la elección de una u otra solución auditiva; existen cientos de modelos en el mercado, pero solo lo prescrito por el especialista puede adaptarse al caso individual del usuario.


¿Quiere estar informado sobre cómo cuidar su audición?

¡SUSCRÍBASE!

Ya forma parte de nuestra lista de correo.

¡GRACIAS!