¿Qué es una impedanciometría y en qué consiste?

El oído consta de varias partes y los problemas de audición podrían originarse en cada una de ellas. Para evaluar el oído medio, se utiliza la impedanciometría.

No es una prueba nada compleja, pero seguro quieres saber en qué consiste la impedanciometría, para qué sirve y cuándo debes solicitar una.

¿Qué es una impedanciometría?

La impedanciometría debe su nombre a que se utiliza para medir la impedancia acústica. Su objetivo es evaluar la respuesta del oído medio al estímulo sonoro.

Gracias a la impedanciometría podemos conocer el estado y funcionamiento del conducto auditivo externo y del oído medio a través de los cambios de presión; también permite estudiar la continuidad de la cadena oscilar.

Sin embargo, el estudio impedanciométrico no consiste en una única prueba, sino que incluye la timpanometría y el estudio del reflejo estapedial.

  • Timpanometría o impedanciometría acústica: mide la movilidad de la membrana timpánica en relación a las variaciones de presión en el oído.
  • Reflejo estapedial: es la contracción del músculo al someterse a sonidos intensos, la cual aumenta la impedancia y así protege al oído de posibles lesiones vibratorias. Este comportamiento permite conocer con exactitud la capacidad auditiva del paciente.

Es una prueba objetiva, por lo que no requiere de la participación activa del paciente.

¿Para qué sirve la impedanciometría?

La impedanciometría puede servir para descubrir alteraciones tanto en el oído medio como en la membrana timpánica.

En el oído medio, estas alteraciones pueden ser:

  • Otitis.
  • Problemas tubáricos.
  • Rigidez de la cadena oscilar.
  • Alteraciones en las trompas de Eustaquio.

En cuanto a la membrana timpánica, encontramos:

  • Perforación del tímpano.
  • Cicatrices.
  • Retracción de la membrana timpánica.
  • Acumulación del líquido.

¿Cómo se realiza el estudio impedanciométrico?

La impedanciometría viene precedida por una otoscopia, la cual permite comprobar que el oído se encuentra despejado. Sin embargo, esta exploración no requiere de ningún tipo de preparación.

Qué es una impedanciometría

La realización de la impedanciometría consiste en introducir una sonda en el oído externo, dejándolo completamente sellado. Esta sonda, conocida como impedanciómetro, está compuesta por tres tubos:

  • El primero está unido a la bomba de presión que se encarga de la variación de la presión en la sonda.
  • Otro va enlazado a un pequeño altavoz que emite un sonido de baja frecuencia.
  • El último tubo se conecta a un micrófono que transforma el sonido en un impulso eléctrico, el cual es evaluado mediante un voltímetro.

El impedanciómetro realiza primero la timpanometría y luego, de forma automática, realiza el estudio del reflejo estapedial al emitir un barrido de tres o cuatro estímulos sonoros.

Timpanometría

Los resultados de la timpanometría se representan mediante una gráfica, la cual refleja los movimientos de la membrana timpánica a diferentes variaciones de presión. En el timpanograma se pueden observar tres tipos de curva:

  • Tipo A: una curva picuda y centrada. Esta curva es considerada normal y nos indica que todo va bien.
  • Tipo B: una curva sin pico y de baja altura. Indica la presencia de líquidos en el oído medio.
  • Tipo C: una curva picuda desplazada hacia la izquierda. La presión es negativa en el oído medio, lo que indica una disfunción en las trompas de Eustaquio.

Reflejo estapedial

El reflejo estapedial es registrado automáticamente por el impedanciómetro, enviando un estímulo acústico superior a los 85 dB. La ausencia de este reflejo en el paciente refleja la presencia de una patología en el oído medio, principalmente debido a una pérdida auditiva.

¿En qué casos se indica una impedanciometría?

La impedanciometría es una exploración muy sencilla, por lo que puede realizarse en una consulta de rutina.

Sin embargo, el especialista puede solicitarla para detectar infecciones del oído, perforaciones del tímpano o pérdidas auditivas.

Esta prueba la recomendamos para los siguientes casos:

  • Evaluación auditiva rutinaria en bebés y niños.
  • Diagnóstico pérdidas auditivas.
  • Dolor de oído frecuente.
  • Alergias respiratorias.
  • Complementación de una audiometría.
  • Como examen pre y postoperatorio para cirugías del oído medio.
  • Acúfenos.
  • Parálisis del nervio facial.


Preguntas frecuentes sobre la impedanciometría

¿La impedanciometría es dolorosa?

La impedanciometría es una prueba completamente indolora. El paciente solo percibirá la sensación de tener algo en el oído debido a la presión, similar al taponamiento causado por las alturas; esta sensación solo dura algunos minutos.

¿Qué diferencia hay entre timpanometría e impedanciometría?

A medida estos términos son usados de forma indistinta, y no está mal hacerlo. Sin embargo, debes saber que la timpanometría es una prueba que forma parte del estudio impedanciométrico. La impedanciometría, además de incluir la timpanometría, también incluye el estudio del reflejo estapedial.

¿Quiere estar informado sobre cómo cuidar su audición?

¡SUSCRÍBASE!

Ya forma parte de nuestra lista de correo.

¡GRACIAS!