Medicamentos ototoxicos

Medicamentos ototóxicos

Todos los medicamentos tienen efectos secundarios, pero decidimos tomar el riesgo porque la enfermedad es peor. Aunque muchos de estos efectos son menores, algunos fármacos pueden ocasionar problemas de audición, por lo que es importante conocer el riesgo.

En este artículo hablamos sobre medicamentos ototóxicos y cuáles son los más comúnmente recetados para tratar distintas patologías.

1. ¿Qué son medicamentos ototóxicos?

Los medicamentos ototóxicos contienen agentes que pueden ser perjudiciales para el oído, ocasionando problemas cocleares y vestibulares; es decir, de audición y de equilibrio.

La pérdida auditiva derivada de la toma de fármacos es, en la mayoría de los casos, un problema temporal; el paciente recuperará su capacidad auditiva al suspender el tratamiento. Sin embargo, algunos medicamentos ototóxicos pueden ocasionar un daño irreparable en el oído y la hipoacusia puede ser permanente.

1.1. Factores de riesgo

Como suele suceder, algunos pacientes tienen mayor riesgo de desarrollar ototoxicidad por la ingesta de estos medicamentos. Estos son aquellos que cuentan con los siguientes factores de riesgo:

  • La edad: los niños y las personas mayores tienen una probabilidad superior de sufrir de ototoxicidad.

Historial médico: están en mayor riesgo los pacientes con antecedentes de insuficiencia renal o cardiaca, de lesiones en el oído medio, o que hayan consumido medicamentos ototóxicos previamente. 



2. Medicamentos ototóxicos más comunes

Algunos medicamentos ototóxicos pueden ocasionar daños permanentes, otros solo ocasionan problemas auditivos de forma temporal:

2.1. Ototoxicidad temporal

Los medicamentos ototóxicos que pueden causar lesiones temporales son:

  • Analgésicos de salicilato, comercializados como aspirina.
  • Antimaláricos:
    • Quinina.
    • Cloroquina
    • Pirimetamina.

2.2. Ototoxicidad permanente

Los siguientes medicamentos podemos considerarlos más peligrosos para la audición.

  • Antibióticos aminoglucósidos:
    • Gentamicina.
    • Estreptomicina.
    • Neomicina.
    • Netilmicina.
  • Diuréticos del ASA:
    • Furosemida
    • Bumetanida
    • Piretanida.
  • Citostáticos:
    • Cisplatino.
    • Bleomicina.
    • Vincristina.
    • Carboplatino.
    • Ciclofosfamida.
  • Antibióticos macrólidos:
    • Eritromicina.
    • Azitromicina.
    • Claritomicina.
    • Clindamicina
  • Antibióticos glucopeptídicos:
    • Vancomicina.
    • Teicoplanina
  • Bloqueadores Beta:
    • Propanolol.
    • Practolol.
Medicamentos ototóxicos

3. Síntomas de la ototoxicidad

La pérdida auditiva es el efecto secundario más conocido de los medicamentos ototóxicos. Sin embargo, los pacientes pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Acúfenos o tinnitus: son zumbidos o pitidos provienen del interior del oído; es uno de los primeros síntomas en aparecer.
  • Cocleotoxicidad: los daños en la cóclea se manifiestan con la pérdida de la audición, ya sea unilateral o bilateral.
  • Vestibulotoxicidad: el daño en el nervio vestibular afecta el equilibrio del paciente, pudiendo manifestarse en uno o ambos oídos.

Estos síntomas pueden aparecer de forma brusca, tras la inyección, ingesta o inhalación del medicamento, pero también es posible que se manifieste de forma lenta y progresiva. Además, hay una relación directa entre la dosis administrada y el daño ocasionado en el oído.

4. Drogas ototóxicas

Aunque a menudo nos cercioramos de conocer los efectos secundarios de los fármacos que consumimos, pocas veces preguntamos sobre otros productos comunes que puedes tener en casa. Bebidas como el café, el té y el alcohol pueden afectar a la audición al exceder su consumo.

  • Cafeína: afecta la capacidad de recuperarse de una pérdida auditiva temporal ocasionada por la exposición a ruidos fuertes.
  • Alcohol: daña las estructuras del cerebro que reciben y procesan los sonidos, así como las células ciliadas que comunican el sonido al cerebro; este daño ototóxico es permanente.
  • Nicotina: al disminuir el oxígeno en la sangre, los vasos sanguíneos se estrechan y pueden llegar a destruir las células ciliadas, encargadas de conducir el sonido al cerebro; también puede ocasionar tinnitus.


¿Qué es la hipoacusia postlocutiva?
La hipoacusia postlocutiva puede aparecer a cualquier edad, una vez se adquiere el lenguaje. Estas son sus causas y tratamientos más recomendados
Medicamentos ototoxicos

¿Quiere estar informado sobre cómo cuidar su audición?

¡SUSCRÍBASE!

Ya forma parte de nuestra lista de correo.

¡GRACIAS!