Otomicosis Aspergillus, síntomas y tratamiento

Un gran porcentaje de las otitis externas son atribuidas a una etiología fúngica, aunque en los últimos años este dato parece ir en aumento.

La otomicosis es común en ambientes húmedos y zonas tropicales, aunque el uso de antibióticos también puede ser uno de los causantes.

Por lo general, la otomicosis se confina al conducto auditivo externo, y con frecuencia tiende a infectarse por bacterias que facilitan la extensión, volviéndose crónica y de difícil manejo

A continuación te contamos cómo reconocer los síntomas de la otomicosis aspergillus y cuál es su tratamiento.

¿Qué es la otomicosis aspergillus?

La otomicosis es una infección cutánea aguda, subaguda o crónica, que afecta al conducto auditivo externo, causada por hongos levaduriformes y filamentosos

Qué es la otitis aspergillus

La frecuencia y gravedad de esta patología varía según el área geográfica y los hábitos higiénicos. Por lo general predominan Candida albicans y Aspergillus niger.

Desencadenantes de la otomicosis

Estos hongos pueden comportarse como patógenos secundarios, especialmente cuando la piel sufre alteraciones por lesiones previas, acumulación excesiva de cerumen, infecciones bacterianas o enfermedades dermatológicas. 

Entre los desencadenantes más comunes de la otomicosis también se encuentran:

  • Introducción de cuerpos extraños en el conducto auditivo.
  • Nadar en aguas sucias o contaminadas.
  • Laceraciones provocadas por el usos de bastoncillos.
  • Padecer diabetes tipo mellitus.

¿Cuáles son los síntomas de la otomicosis?

La otomicosis puede presentar varios síntomas, entre ellos encontramos:

  • Picor constante y dolor.
  • Aparición de puntos blancos e irregulares en el conducto auditivo.
  • Hinchazón. 
  • Taponamiento del oído, incluso pérdida leve de audición.
  • En ocasiones puede aparecer sangrado dentro del oído.

La infección se detecta principalmente en el conducto auditivo externo, aunque en ocasiones estos síntomas pueden trasladarse al oído medio.

¿Cuál es el diagnóstico y tratamiento para la otomicosis?

Síntomas de la otitis externa

A través de un estudio integral del oído podremos diagnosticar otomicosis y analizar cuáles son los tratamientos más efectivos.

Diagnóstico

Mediante una otoscopia veremos si el conducto auditivo se encuentra enrojecido o hinchado.

A continuación, mediante un examen microscópico, se obtendrá la extracción y cultivo de los elementos fúngicos. De este modo, se puede asegurar el diagnóstico de otitis externa.

Si la infección es profunda, se debe tomar una biopsia para cultivo e identificación de hongos. 

Si existe la sospecha de que la infección se vuelve invasiva, se pueden usar tomografías y resonancias magnéticas para ver si los hongos se han propagado a otros sitios.

En el caso de ser otomicosis Aspergillus, puede propagarse a los huesos y cartílagos, causando una enfermedad grave y potencialmente mortal. 

Síntomas y tratamiento de la otitis externo

Esto es más frecuentemente causado por Aspergillus fumigatus, y está asociado a la inmunodepresión, diabetes mellitus o pacientes en diálisis.

Tratamiento de la otomicosis

Dependiendo de lo complicada que sea la infección, es posible que deba tratarse con antimicóticos aplicados en el oído. En caso de tratamientos para la otomicosis no invasiva son habituales los siguientes tratamientos:

  • Secar y limpiar el canal auditivo mediante microsucción.
  • Uso de antimicrobianos.

La duración de este tratamiento es de 1 a 3 semanas.

¿Quiere estar informado sobre cómo cuidar su audición?

¡SUSCRÍBASE!

Ya forma parte de nuestra lista de correo.

¡GRACIAS!