¿Qué es el neurinoma del acústico y qué secuelas tiene?

Aunque el neurinoma del acústico se considera un tumor benigno, esto no quiere decir que no tenga secuelas; de hecho, es una de los principales desencadenantes de la pérdida auditiva.

Además, esta afección tiene secuelas más allá de la audición. Sigue leyendo para conocer qué es el neurinoma acústico y cuáles son las consecuencias de no tratar de este tumor cuánto antes.

Qué es el neurinoma del acústico

Cuando hablamos del neurinoma del acústico, nos referimos a un tejido anormal en zonas del aparato auditivo.

Neurinoma del acústico: síntomas. causas. tratamiento

Se trata de un tumor no canceroso y (en la mayoría de los casos) benigno, ya que crece lentamente o no lo hace en absoluto, sin infiltrar los tejidos circundantes ni metastatizar.

Este tiene su origen en el nervio estatoacústico, responsable del equilibrio y de la función auditiva, y casi siempre se presenta en un solo oído. Debido a su ubicación, también se le conoce médicamente como “schwannoma vestibular”.

A pesar de ser una afección benigna, su proximidad al conducto auditivo lo vuelve peligroso. A medida que crece, el neurinoma acústico podría aplastar zonas sensibles del cerebro y los daños producidos en estas áreas pueden traer secuelas irreparables.

Síntomas y secuelas del neurinoma del acústico

Al tratarse de un tumor benigno, es poco probable que tengas que enfrentarte a las secuelas del neurinoma del acústico, sobre todo si se trata a tiempo.

Sin embargo, nunca está de más conocer cuáles podrían ser las complicaciones derivadas de la cirugía para extirparlo.

Es importante recordar que, cuanto más grande se vuelve el tumor, más difícil será evitar una lesión postquirúrgica.

Pérdida auditiva

La hipoacusia es uno de los principales síntomas del neurinoma acústico, la cual ocurre solo del lado donde se encuentra el tumor y puede empeorar con el pasar del tiempo.

Ante los primeros síntomas de pérdida auditiva es urgente acudir al especialista, ya que puede convertirse en una secuela permanente después de la cirugía.

Síntomas. causas y tratamiento del neurinoma del acústico

Si se deja pasar mucho tiempo, el tumor se hará muy grande y no será posible recuperar la audición. Los pacientes con tumores pequeños o medianos, que tenían buena audición antes del tratamiento, tienen un 50% de posibilidades de preservar la audición.

En un 5% de los casos, la pérdida de la audición en el oído afectado se manifiesta como una sordera súbita.



Falta de equilibrio

El neurinoma del acústico también afecta al nervio vestibular, por lo que la inestabilidad es otra de las consecuencias de este tumor.

Debido a que generalmente ha sido dañado por el tumor, será necesario remover parte o todo el nervio vestibular para mejorar el equilibrio.

Es posible que los pacientes experimenten mareos intensos en los días o semanas siguientes a la operación.

En el 30% de los pacientes, la inestabilidad se prolonga hasta que el mecanismo de equilibrio del oído opuesto compensa la pérdida en el oído afectado.

En muy pocos casos, los pacientes seguirán notando el desequilibrio con el pasar de los años cuando están fatigados.

Parálisis facial

Los neurinomas acústicos se ubican muy cerca del nervio facial, el cual se comprime y distorsiona por la presión. Aunque la cirugía se realiza con cuidado para lograr preservarlo, el estiramiento del nervio causa inflamación y esto trae consigo una parálisis facial temporal.

Por lo general, la debilidad en los músculos de la cara persistirá de 6 a 12 meses y es poco frecuente la debilidad residual permanente.

¿Cómo curar el neurinoma del acústico?

Aunque son pocos los casos en los que su función del nervio facial no se recuperará, es posible una segunda intervención para conectarlo a un nervio del cuello.

Tratamiento para el neurinoma del acústico

Dependiendo del tamaño del neurinoma acústico y de la edad del paciente, su tratamiento puede ser quirúrgico o con radioterapia.

En ambos casos, el objetivo es extirpar el tumor, preservar el nervio facial y preservar la audición tanto como sea posible.

En pacientes jóvenes o con tumores superiores a los 2 cm de diámetro, se debe optar por operar, ya que el tumor seguirá creciendo. La tasa de mortalidad durante esta operación es inferior al 1%.

Además, las secuelas del neurinoma acústico suelen ser transitorias, tales como la parálisis facial, que solo dura unos meses y el desequilibrio, pues el oído no afectado compensará la pérdida.

Solo la pérdida auditiva llega a ser permanente, pero con el uso de audífonos puede tratarse a tiempo.


¿Quiere estar informado sobre cómo cuidar su audición?

¡SUSCRÍBASE!

Ya forma parte de nuestra lista de correo.

¡GRACIAS!