Cómo se clasifica la hipoacusia: tipos y diferencias

La hipoacusia puede afectar la calidad de vida de las personas, en mayor o en menor medida dependiendo del tipo y grado de pérdida auditiva que se padezca.

Tanto los tipos de hipoacusia como los diferentes grados de pérdida auditiva serán determinantes al momento de buscar un tratamiento. Te explicamos cómo se clasifica la hipoacusia según sus características.

¿Qué es la hipoacusia?

La hipoacusia es la pérdida auditiva, es decir, afecta la capacidad para oír de las personas. También se conoce como sordera.

Los pacientes con hipoacusia tienen una pérdida auditiva parcial, desde leve hasta profunda, bien sea en uno o ambos oídos.

Su umbral de audición, que es la intensidad mínima que debe tener un sonido para percibirlo, es igual o superior a los 25 decibelios. Una persona con audición normal puede oír sonidos incluso a 20 dB.

Tipos y grados de pérdida auditiva según umbral de audición
Fuente: Wikimedia Commons

Las causas de la hipoacusia son muy variadas, pudiendo deberse a problemas con la estructura del oído, el nervio auditivo o la parte del cerebro encargada de interpretar los sonidos.

Aunque representa una discapacidad para todos los pacientes, en el caso de los niños, la hipoacusia prelocutiva podría afectar también su desarrollo del lenguaje.

¿Cómo se clasifica la hipoacusia?

Según la Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS), la hipoacusia puede clasificarse siguiendo diferentes criterios:

  • El momento de aparición.
  • La localización de la lesión.
  • El grado de pérdida auditiva.

Conocer los diferentes tipos de hipoacusia no solo servirá para entender mejor sus causas y consecuencias, sino que también podrás conocer cuáles son los tratamientos adecuados para cada uno de ellos.



Tipos de hipoacusia según el momento de aparición

La hipoacusia puede aparecer en diferentes momentos de la vida del paciente, pero es importante reconocer si lo ha hecho antes o después del desarrollo del habla, porque afectará la comunicación.

En este sentido, la sordera puede clasificarse como hipoacusia postlocutiva o prelocutiva.

Hipoacusia prelocutiva

Es la que aparece antes de adquirir el lenguaje, es decir, antes de los 3 o 4 años de edad. Dependiendo del grado de pérdida auditiva, el niño tendrá más o menos problemas para comprender los sonidos y regular su voz.

Clasificación de la hipoacusia según el momento de aparición

Debe tratarse cuanto antes y es posible que se necesite un logopeda para ayudarle a comunicarse.

Hipoacusia postlocutiva

Es la pérdida auditiva que se presenta después de los 4 años de edad, cuando la persona afectada ya se comunica de manera oral.

Esta persona podrá mantener una conversación más o menos fluida sin ningún problema, una vez se haya implementado la ayuda auditiva necesaria.

Tipos de hipoacusia según su localización

Por otro lado, la sordera tiene diferentes causas y la lesión puede localizarse en diferentes partes del sistema auditivo. Dependiendo de esto, se optará por una u otra ayuda auditiva.

Hipoacusia conductiva

Algo impide que las ondas sonoras pasen al oído interno a través del oído externo y medio, bien sea por infecciones, tumores o acumulación de líquidos.

Se caracteriza por la dificultad para escuchar cuando el sonido hay demasiado ruido, hay eco o el sonido es especialmente agudo. Las personas con hipoacusia conductiva necesitan subir el volumen del sonido al máximo.

Hipoacusia neurosensorial

El problema se presenta en la cóclea y/o en el nervio auditivo. Sus causas pueden ser tanto congénitas como adquiridas.

Se caracteriza porque las personas afectadas tienen dificultades para discriminar las palabras, incluso cuando el sonido es lo suficientemente alto. Dependiendo del daño y del grado de pérdida auditiva, los audífonos podrían no ser tratamiento suficiente.

Hipoacusia mixta

En algunos casos, los pacientes pueden presentar daños tanto en el oído interno como en el oído medio o externo. Es una combinación entre los tipos de hipoacusia conductiva y la neurosensorial.

Para las personas afectadas, los sonidos se escucharán muy bajos y también serán más difíciles de entender.

Tipos de hipoacusia según el grado de pérdida auditiva

Las personas con audición normal pueden escuchar sonidos a partir de los 20 dB, pero el umbral de sonido de una persona con hipoacusia se ubica por encima incluso en su mejor oído.

Conocer el grado de pérdida auditiva es esencial para poder elegir y adaptar unos audífonos.

Cuál es el tratamiento más adecuado para cada grado de pérdida auditiva

Hipoacusia leve

La audición comienza entre los 25 y 39 dB. A este paciente le cuesta entender el habla en entornos ruidosos.

Hipoacusia moderada

La audición comienza entre los 40 y 69 dB. Al paciente le cuesta entender los sonidos sin una prótesis auditiva.

Hipoacusia severa

La audición comienza entre 70 y 89 dB. Este paciente requiere de una prótesis auditiva o incluso de un implante coclear.

Hipoacusia profunda

La audición comienza a 90 dB o incluso más. Un paciente con sordera profunda recurrirá al lenguaje de señas o la lectura de labios, así como al implante coclear.

Hipoacusia unilateral o bilateral: diferencias

Por otro lado, la hipoacusia puede presentarse en un solo oído o en ambos; en estos casos, se conoce como hipoacusia unilateral y bilateral, respectivamente.

Los pacientes con hipoacusia unilateral conservan la audición en uno de sus oídos, por lo que pueden mantener conversaciones, pero tendrán problemas para distinguir de dónde vienen los sonidos.

Los pacientes con hipoacusia bilateral presentan pérdida auditiva en ambos oídos, no necesariamente al mismo grado.

Tipo de pérdida auditiva: prelocutiva o postlocutiva

En ambos casos, la hipoacusia se clasificará en función de la pérdida auditiva del oído que mejor funcione.

Diferencias y características de los tipos de hipoacusia

Para entender mejor la diferencia entre los tipos de hipoacusia, puedes servirte de las siguientes tablas, donde se establecen sus síntomas, causas y tratamientos.

Diferencia entre hipoacusia postlocutiva y prelocutiva

TipoMomento de apariciónCausasTratamiento más habitual
Hipoacusia prelocutivaAntes de los 4 años.Genéticas,
congénitas y adquiridas.
Audífono o implante coclear.
Intervención de un logopeda.
Hipoacusia postlocutivaA partir de los 4 años.Adquiridas.Audífono o implante coclear.

Hipoacusia conductiva, neurosensorial o mixta: diferencias

TipoSíntomasCausasTratamiento habitual
Hipoacusia
conductiva
Sonidos más bajos.Adquiridas.Audífonos, si no hay malformación en oído externo.
Implante coclear.
Hipoacusia neurosensorialSonidos ininteligibles.Congénitas y adquiridas.Audífonos o implante coclear.
Hipoacusia mixtaSonidos tanto más bajos como ininteligibles.Congénitas y adquiridas.Audífonos o implante coclear.

Diferencias entre cada grado de pérdida auditiva

TipoUmbral auditivoTratamiento usado habitualmente
Hipoacusia leve25 – 39 dBAudífono.
Hipoacusia
moderada
40 – 69 dBAudífono.
Hipoacusia severa70 – 89 dBAudífono o implante coclear.
Hipoacusia profunda+90 dBImplante coclear.


Preguntas frecuentas sobre los tipos de hipoacusia

¿Cómo se clasifica la hipoacusia?

La hipoacusia puede clasificarse según su momento de aparición (prelocutiva o postlocutiva), el area afectada (conductiva, neurosensorial o mixta) y el grado de pérdida auditiva (leve, moderada, severa o profunda)

¿Cómo se trata la hipoacusia?

El tratamiento para la hipoacusia dependerá del tipo de hipoacusia, la pérdida auditiva y su causa; también de si es permanente o temporal. En la mayoría de los casos, se indicará el uso de audífonos o implantes cocleares. Otros tratamientos incluyen extracción de tapones de cerumen, antibióticos y cirugías.


Otros artículos relacionados

¿Qué es la hipoacusia postlocutiva?
La hipoacusia postlocutiva puede aparecer a cualquier edad, una vez se adquiere el lenguaje. Estas son sus causas y tratamientos más recomendados

¿Quiere estar informado sobre cómo cuidar su audición?

¡SUSCRÍBASE!

Ya forma parte de nuestra lista de correo.

¡GRACIAS!