¿Cómo tratar la sordera súbita?

Si bien la pérdida de la audición es común al envejecer, esto es algo que se va dando de forma gradual. La sordera súbita es mucho menos frecuente y se trata de una emergencia médica que debe ser tratada cuánto antes.

¿Qué es la sordera súbita?

La sordera súbita es un tipo de hipoacusia que se presenta sin previo aviso, a veces como una sordera intermitente.

La pérdida auditiva se encuentra por debajo de los 30 dB en tres o más frecuencias y los síntomas se manifiestan en un plazo menor a 72 horas.

Los pacientes pueden despertarse una mañana y notar una repentina pérdida de la audición, aunque también es normal que tarden algunas horas en darse cuenta, tal vez al intentar usar el oído afectado. Por lo general, la sordera súbita se manifiesta en un solo oído.

Es común pensar que la sordera se debe a otro problema médico, como alergias o sinusitis, por lo que se espera que la audición regrese. Sin embargo, lo que ha ocurrido es que las estructuras del oído han dejado de funcionar correctamente y hay que revertir esto urgentemente.

Causas de la sordera súbita

La sordera súbita es, en la mayoría de los casos, una condición inexplicable. Hay algunas patologías que podrían relacionarse con su aparición, tales como:

  • Infecciones.
  • Traumatismos.
  • Problemas vasculares.
  • Alteraciones metabólicas, hematológicas, neurológicas o inmunológicas.
Cómo curar la sordera súbita

Sin embargo, estas representan solo el 10% de los casos. En el resto de los pacientes no ha sido posible identificar una causa.



Tratamiento de la sordera súbita

La buena noticia es que alrededor de la mitad de los pacientes afectados por una sordera súbita pueden recuperar su audición total o parcialmente de forma espontánea.

Sin embargo, cuando es requerido tratamiento, las primeras dos semanas tras la aparición de los síntomas son clave para su efectividad.

Esteroides

Debido a que no se conocen muy bien sus causas, el tratamiento más común para la sordera súbita incluye esteroides, bien sean corticoides sistémicos o corticoides intratimpánicos.

Los esteroides son utilizados para tratar varios problemas médicos, pues tiene la función de reducir la inflamación y la hinchazón y ayudar al cuerpo a combatir enfermedades.

Para mayor beneficio, los corticoides deben empezar a administrarse lo antes posible, incluso si no se tienen los resultados de todas las pruebas.

Retrasar el tratamiento por más de dos o cuatro semanas disminuirá las probabilidades de recuperar la audición.

Oxigenoterapia hiperbárica

Por su parte, la oxigenoterapia hiperbárica ha demostrado ser efectiva para tratar la sordera súbita si se inicia durante las primeras 6 semanas tras la aparición de los síntomas.

A menudo, se utiliza este tratamiento combinado con esteroides.

Tratamiento de la sordera súbita

La terapia de oxígeno hiperbárico tiene efectos antiinflamatorios, además de favorecer la recuperación de los nervios cerebrales, y aumentar la acción inmunológica.

Además de la sordera brusca, la oxigenoterapia hiperbárica puede tratar el acústico agudo y la otitis externa maligna.

Tratamientos adicionales

Los tratamientos anteriores se utilizan para tratar la sordera súbita, pero a menudo esté trastorno está ocasionado por otra enfermedad. En este caso, es igual de importante tratar la causa subyacente.

Si la hipoacusia repentina se debe a una infección, es probable que se receten antibióticos. Si se debe a la ingesta de medicamentos ototóxicos, entonces será necesario cambiar de receta.

La sordera también podría deberse a una enfermedad autoinmunitaria y es posible que sea necesario suprimir el sistema inmunitario.

Prótesis auditivas

Finalmente, hay casos en los que la sordera súbita es grave y no responde a ninguno de los tratamientos anteriores. Esto no siempre significa que debas dejar de escuchar para siempre, ya que los audífonos y los implantes cocleares permiten corregir la audición casi por completo.



Preguntas frecuentes sobre la sordera súbita

¿Qué puede provocar la sordera súbita?

Las causas de la sordera súbita son desconocidas. Sin embargo, ciertos virus e infecciones, así como los tumores de oído, podrían desencadenar en una pérdida súbita de la audición.

¿Cómo saber si tengo sordera súbita?

El primer signo de la sordera súbita es la incapacidad de escuchar por al menos de uno de los oídos, sin causa aparente y de forma repentina (en un período de horas o días). Es posible que esto vaya acompañado de tinnitus, mareo o la sensación de tener tapado un oído.

¿Quiere estar informado sobre cómo cuidar su audición?

¡SUSCRÍBASE!

Ya forma parte de nuestra lista de correo.

¡GRACIAS!