La sangre en el oído por lo general tiene su origen en una rotura del tímpano o una infección del oído medio, donde éste se sitúa; de hecho, una simple otitis puede causar que sangre el oído.

Dado que hablamos de una ruptura parcial del tímpano, y que éste es un elemento fundamental para el funcionamiento del oído, le recomendamos que si observa sangre en el oído acuda al médico para que determine cuál es la razón exacta y el remedio más adecuado a su caso.

Sin embargo no cabe alarmarse, ya que algunos de los motivos más frecuentes por los que sangra el oído son: un golpe en la cabeza, ruidos y sonidos demasiado altos, cambios bruscos de altitud, una infección o incluso ¡los bastoncillos mal utilizados! Por lo que es conveniente acudir al médico cuanto antes para que realice una exploración del oído y determine la causa exacta por la que sangra el oído.

También debemos tener en cuenta que, la sangre en el oído que se desprende del interior al exterior del mismo, suele estar acompañada de otras sustancias como pus o cerumen. El primero viene dado por la propia infección de la zona dañada del oído y el segundo por su existencia natural en el conducto; si observamos que hay otro líquido, es posible que se deba a que con el tiempo se ha acumulado en el oído.

La sangre en el oído a menudo es causada por los factores que te hemos explicado anteriormente, pero puede suceder que el paciente sufra de alguna enfermedad grave, o incluso alguna disfunción hereditaria o de nacimiento. Ante todo ello, cuando observe sangre en el oído, acuda al médico rápidamente.

Encuentra el centro auditivo más adecuado para ti

Te ayudamos a encontrar un centro auditivo en el que puedas revisar tu audición completamente gratis


¿Necesita más información sobre audífonos o pérdida de audición?
No dude en ponerse en contacto con nuestros expertos